Fandom

Dragon Age Wiki

Quinta Ruina

1.003páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Batalla de Ostagar 1.jpg

La Guarda y Alistair durante la Batalla de Ostagar

La Quinta Ruina tuvo lugar en Ferelden en el 09:30 de la Era del Dragón. La Ruina comenzó con la corrupción del Antiguo Dios Urthemiel durante un experimento del Arquitecto para despertarlo. Los engendros tenebrosos se reunieron bajo el mando del Archidemonio y comenzaron así su ataque a la superficie.

Las primeras hordas de engendros fueron avistadas al sur de Ferelden, en la frontera de la Espesura de Korcari. La primera batalla de grandes proporciones contra ellas tuvo lugar en la fortaleza de Ostagar, donde el soberano de Ferelden, el rey Cailan Theirin, reunió un ejército para luchar contra la horda de engendros tenebrosos. A pesar del aviso de los Guardas Grises, los comandantes fereldanos no creyeron que hubiera un archidemonio tras la horda, puesto que no había sido visto.

La Batalla de Ostagar supuso un punto de inflexión en la guerra. El rey Theirin, los Guardas Grises y el ejército de Ferelden fueron traicionados por el Teryn Loghain Mac Tir, quien se retiró durante el ataque de los engrendros a la fortaleza y dejó que el resto de las fuerzas aliadas fueran masacradas en el campo de batalla. Loghain volvió a Denerim, la capital, y se hizo con el trono, que ahora había quedado vacío. Como su hija Anora Mac Tir era la reina legítima y viuda del rey Cailan, se convirtió en regente de Ferelden. Así fue como obtuvo la potestad para negar la entrada a los refuerzos, los Guardas Grises de Orlais, y se dio inicio a la Guerra Civil de Ferelden. Una vez cayó Ostagar, la horda de engendros fue capaz de entrar sin mucha dificultad al resto del país.

Ferelden había estado a merced de los engendros tenebrosos de no ser porque dos guardas grises sobrevivieron milagrosamente a la batalla de Ostagar y de la llegada al país de un Guarda Gris Orlesiano. Los guardas fereldenos fueron capaces de evitar los numerosos intentos de asesinato que sufrieron, tanto de parte del Teryn Loghain Mac Tir como de los campesinos que querían ganar dinero para reponer las pérdidas que les había causado la Ruina; e hicieron uso de los Tratados de los Guardas Grises para establecer una alianza con los enanos, los elfos dalishanos, gólems, los magos del Círculo de Hechiceros, templarios, soldados de Risco Rojo y hombres lobo (todo ello en función de las decisiones del jugador durante Dragon Age: Origins) para combatir las fuerzas de la oscuridad. Además, los Guardas Grises apoyaron a los nobles de Ferelden, que le quitaron el poder a Loghain mediante diplomacia en vez de por las armas, para poner así fin a la guerra civil.

La Quinta Ruina culminó con la Batalla de Denerim, en la cual el Archidemonio fue asesinado por los Guardas en el techo de Fuerte Drakon. Es recordada como la Ruina más corta de la Historia, que solo duró un año antes de ser detenida por el Héroe o la Heroína de Ferelden, antes de que alcanzara su máxima dimensión.

Preludio Editar

El Despertar de Urthemiel Editar

El Arquitecto, un engendro tenebroso inteligente, encontró al Antiguo Dios Urthemiel e intentó convertirlo en un discípulo suyo. Su experimento falló, y la consecuencia fue que Urthemiel fue corrompido y se convirtió en un Archidemonio, que pudo liderar y arengar a los engendros tenebrosos para convertirlos en una fuerza militar importante.

Las tierras al sur de Ferelden se convirtieron en el foco de la invasión de los engendros tenebrosos de la superficie. La horda salió desde los Caminos de los Profundidades y cruzó los bosques de la Espesura de Korcari. Fruto de las circunstancias, Ferelden se convirtió en el blanco ideal de los engendros, puesto que el país estaba muy debilitada por la expulsión de los invasores orlesianos, que habían ocupado Ferelden durante tres décadas; y, además, los Guardas Grises acababan de ser readmitidos en Ferelden, y tenían un número muy bajo de soldados.

Desarrollo con los Guardas Grises Editar

La tarea de asesinar al Archidemonio y acabar con la Ruina siempre había recaído en los Guardas Grises. Con tan pocos que había en Ferelden, el Guarda Comandante Duncan fue en busca de nuevos reclutas. Antes de la Batalla de Ostagar, fue a buscar reclutas en Denerim, Redcliffe, Highever, Orzammar, el Círculo de los Hechiceros y el Bosque de Brecilia. Doscientos Guardas Grises Orlesianos fueron enviados como refuerzo para los Guardas Grises de Ferelden, pero el Teryn Loghain Mac Tir no les permitió la entrada en Ferelden por la invasión que había tenido lugar años atrás.

Tratados Editar

Antes de la Batalla de Ostagar, los candidatos a unirse a los Guardas Grises, incluido/a el/la guarda, fueron enviados a la Espesura de Korcari con Alistair para recuperar unos antiguos tratados. Alistair y el/la guarda consiguieron dichos tratados y se los quedaron para sí, lo que les permitió utilizarlos para conseguir aliados tras la desastrosa Batalla de Ostagar. Estos tratados incluían alianzas con los elfos dalishanos, los magos del Círculo de Ferelden y los enanos de Orzammar, que estaban obligados a prestar ayuda a los Guardas Grises si se diera una Ruina.

Sin embargo, conseguir su ayuda no fue tan fácil como llevar los tratados, sino que cada aliado tenía sus propios problemas internos que debían ser solucionados para prestar ayuda a los Guardas contra la Ruina.

Orzammar Editar

En el año 9:30 del Dragón, la sociedad enana estaba dividida por la muerte del Rey Endrin Aeducan, que dejó un vacío de poder y una línea sucesoria difusa. Había dos candidatos: Lord Harrowmont, amigo del difunto rey, y Bhelen Aeduncan, su hijo, que ascendió puestos en la sucesión de manera sospechosa. Al no haber un rey, nadie tenía la autoridad para reunir un ejército para enviarlo con los Guardas Grises, por lo que el/la Guarda tuvo que prestar su ayuda a uno de los dos candidatos para ganar el favor de los Paragones, que tenían la última palabra sobre la sucesión.

Elfos Dalishanos Editar

El Custodio del clan dalishano, Zathrian, pidió la ayuda del/a guarda para poderle devolver el favor cuando llegara el momento. Miembros del clan habían estado sufriendo ataques de licántropos, e incluso se habían convertido en hombres lobo. Conforme se avanza en la misión, se descubre que el origen de la maldición que afecta a los elfos y los convierte en licántropos tiene lugar en Zathrian, como explica la Dama del Bosque.

Revueltas en el Círculo de Hechiceros Editar

Poco después de la Batalla de Ostagar, Uldred, uno de los magos veteranos presentes en la Batalla, sobrevivió a ella y regresó al Círculo. Allí, intentó convencer al resto de magos para apoyar a Loghain, pero cuando Wynne, otra veterana del Círculo que también sobrevivió a Ostagar, reveló la traición del Teryn, el Círculo le denegó su apoyo. Fue entonces cuando Uldred intentó dar un golpe para obtener el liderazgo del Círculo y fue poseído por un Demonio del Orgullo. La Torre fue invadida por abominaciones y demonios contra los que el/la Guarda y Alistair tuvieron que luchar para que los templarios, los magos o ambos pudieran prestar su ayuda contra la Ruina.

Consecuencias Editar

Con la muerte del Archidemonio, la horda de engendros se replegó hasta los Caminos de las Profundidades. Desde allí asolaron los reinos enanos, como siempre habían hecho, pero daron un respiro a la superficie por un tiempo. Pasarían meses hasta que volvieran a surgir de las profundidades bajo el liderazgo de dos engendros tenebrosos inteligentes nuevos: la Madre y el Arquitecto, quienes estaban inmersos en una guerra civil propia por su ideología.

Los Guardas Grises comenzaron a reconstruir la Orden y a buscar reclutas en Ferelden para aumentar su número con la ayuda de Orlais. Se les otorgó el Alcázar de la Vigilia y los alrededores de Amaranthine para que llevaran a cabo estas tareas y pudieran proteger al país en caso de la aparición de otro Archidemonio.

Durante la Ruina, numerosos fereldanos huyeron hacia el norte, hacia las Marcas Libres. Allí se quedarían durante años, puesto que muchos de ellos procedían de Lothering, donde ya no había nada, o de otros lugares arrasados por los engendros. Uno de ellos fue Hawke, el/la futuro/a Campeón/a de Kirkwall y héroe de Dragon Age II.

Veteranos reseñables Editar

  • El/La Guarda, Guarda Gris (posiblemente muerto)
  • Duncan, Guarda Comandante de los Guardas Grises de Ferelden (muerto)
  • Riordan, Guarda Gris veterano (muerto)
  • Alistair Theirin, Guarda Gris (posiblemente muerto)
  • Cailan Theirin, Rey de Ferelden (muerto)
  • Eamon Guerrin, Arl de Risco Rojo
  • Teagan Guerrin, Bann de Rainesfere
  • Loghain Mac Tir, Teryn de Gwaren (posiblemente muerto)
  • Greagoir, Caballero Comandante de la Orden Templaria de Ferelden
  • Wynne, Encantadora del Círculo de Hechiceros de Ferelden (posiblemente muerta)
  • Morrigan, una Bruja de la Espesura
  • Leliana, una antigua hermana de la Capilla de Lothering y habilidosa luchadora (posiblemente muerta)
  • Sten, un soldado qunari (posiblemente muerto)
  • Zevran Aranai, un antiguo cuervo antiviano (posiblemente muerto)
  • Oghren, un guerrero enano
  • Aveline Vallen, soldado presente en la Batalla de Ostagar
  • Hawke (si su clase es guerrero o pícaro), soldado
  • Carver Hawke, soldado (posiblemente muerto)

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar