FANDOM


Texto del códice

La ocupación dejó castillos vacíos a su paso. Familias enteras fueron exterminadas en los primeros momentos de la invasión, y todos los que no pudieron o quisieron postrarse ante el rey títere fueron declarados traidores y perseguidos. Las espadas de los gentileshombres acabaron con muchos linajes en encrucijadas polvorientas, en los claros de los bosques y en las haciendas.

Y entonces aparecieron los renegados.

Para ganarse el favor de sus nuevos amos, algunos nobles se levantaron en armas contras sus hermanos. Traicionaron y asesinaron a la reina rebelde, un acto que aparejó más títulos y tierras vacantes cuando el rey Maric impartió justicia.

Que Ferelden no se descompusiera después de que se hubieran ido los orlesianos es un testimonio vivo de la fuerza del rey Maric. Las viejas familias aún tenían cuentas que saldar con las que se habían alineado con el emperador; y las nuevas, a las que se les había concedido títulos, eran vistas como advertencias. Las grandes asambleas que siguieron a la coronación de Maric fueron tensas, cuanto menos.

—De Ferelden: folclore e historia, de la hermana Petrine, erudita de la Capilla