FANDOM


Texto del códice

No es algo sencillo esto de proteger al hombre corriente de los magos y a los magos de ellos mismos. Cada torre del Circulo tiene cierto grado de autogobierno porque es voluntad siempre del Hacedor que a los hombres se les dé el poder de ser responsables de sus actos, de pecar y de caer, pero también de encumbrarnos en la gracia y la gloria por nuestros propios medios.

Tú, que tendrás el cometido de proteger al Circulo, has de conocer su funcionamiento. El primer encantador es el corazón de cualquier torre. Él decidirá el rumbo que tomará su Circulo, él escogerá qué aprendices serán sometidos a prueba y convertirse en magos, y tú deberás trabajar lo más estrechamente con él.

Ayudando al primer encantador, estarán los encantadores superiores, un pequeño consejo de los hechiceros más leales y experimentados de la torre. De entre este grupo se escoge siempre al sucesor del primer encantador. Bajo el consejo se encuentran los encantadores. Son los profesores y mentores de la torre, y debes conocerlos si quieres ser capaz de tomarle el pulso al Circulo, porque los encantadores siempre saben que está sucediendo entre los niños.

Todos los que han pasado la Angustia pero que aún no han tomado aprendices son magos. Aquí es donde estriba la mayor fuente de problemas de un Circulo, en la ociosidad y la inexperiencia de la juventud. Los aprendices que aún no han sido probados son los habitantes más numerosos de cualquier torre, pero con frecuencia suponen más amenaza para ellos mismos, debido a su falta de preparación, que cualquier otro.

--Caballero comandante Serain, de los templarios de la Capilla, en una carta a su sucesor.